Visualmente atractiva y eficaz: comunicación, marketing y publicidad

El producto final debe resultar visualmente atratactivo y tremendamente eficaz al mismo tiempo.

La base fundamental sobre la que se asienta nuestra manera de trabajar es la creatividad. La línea gráfica se desarrolla una vez que se ha realizado la estrategia de comunicación y se ha definido la estructura de la información. Sobre estos tres pilares se asienta todo proyecto: estrategia, estructura y creatividad.

Trabajamos partiendo de la base de los conocimientos en materia de comunicación, marketing y publicidad, alejados de las modas estéticas, tratando cada proyecto como si fuera propio para dar la máxima eficacia y personalización al resultado final.

Posteriormente incorporamos todos los conocimientos propios del soporte para conformar el mejor producto posible y la mayor satisfacción del cliente. Cuál es el acabado idóneo para un trabajo editorial, cuál es el material apropiado para el libro, la revista o el catálogo a imprimir, qué plataforma es más aconsejable para cada proyecto en internet, en qué redes sociales es aconsejable estar presente y cuál es la manera más intelitente de dimanizar, qué hay que tener en cuenta para desarrollar un buen SEO y ser lo más eficaz posible en las búsquedas de Google… toda esta labor de asesoramiento estratégico es también parte fundamental e indivisible.


Arquitectura transmedia y branding

El conocimiento profundo de cada uno de los soportes de comunicación nos permite crear estrategias transmedia que conforman la estructura de la información empresarial que toda marca necesita. Esto genera un discurso que traspasa las fronteras del propio universo corporativo, llegando hasta el cliente y convirtiéndolo en un compañero fiel, aquel que conforma el fenómeno fandom que lleva más allá la idea de cliente. Todo este proceso transforma en fan a ese cliente, le imprime un sentimiento de pertenencia y fidelidad a la marca.


Gamificación: la motivación como estrategia

Expertos en procesos de motivación, utilizamos la gamificación como uno de los modelos para conseguir transmitir a los empleados la filosofía de la empresa, implicarlos en el proceso más allá de su deber laboral.

En la misma línea se trabaja con el cliente, para conseguir de él el mayor acercamiento a la marca y aumentar el número de ventas con clientes recurrentes.

Para ello es importante un análisis profundo tanto de empleados como de clientes, conocer sus motivaciones, su forma de comportarse. Desde ese conocimiento generamos estrategias de motivación para cumplir los objetivos propuestos tanto de procesos internos como de ventas y fidelización.